Volumen 12 N° 1
Año 2017

 PROFESOR DR. LUIS TISNÉ BROUSSE: SU OBRA Y LEGADO.

 Prof. Dr. Luis Tisne Brousse

Dr. Jorge Varas Cortés.

 

El 20 de agosto del año 2002, el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital del Salvador se trasladaba a las nuevas dependencias del Hospital Dr. Luis Tisné Brousse. Se concretaba de esta manera una de las aspiraciones del Profesor Dr. Luis Tisné Brousse, acercar la atención obstétrica y ginecológica a las mujeres de más escasos recursos, de manera digna y eficiente.


El grupo de especialistas en Obstetricia y Ginecología trajo consigo no solo conocimientos, sino además la tradición de un servicio clínico y la herencia transmitida a muchos de ellos por el Profesor Tisné, tanto en lo profesional como en lo humano.


Muchos de sus discípulos recuerdan sus múltiples facetas, sin embargo las nuevas generaciones de especialistas que no tuvieron la suerte de conocerlo personalmente han oído hablar con reverencia de su personalidad y del rol que cumpliera en beneficio de la Obstetricia y Ginecología nacional, latinoamericana y muy especialmente de las pacientes de los consultorios y del Servicio de Obstetricia y Ginecología del sector oriente de la capital.

 

El Dr. Luis Tisné Brousse, nació en Santiago el 15 de abril de 1909, hijo de padres franceses avecindados en este país.

Su educación primaria y secundaria la recibió en el Colegio de los Padres Franceses e ingresó a la facultad de medicina en la Universidad de Chile realizando su internado de obstetricia en el Hospital del Salvador, primer contacto con el que sería el Servicio donde desarrollaría su exitosa carrera profesional en la especialidad, tanto en lo asistencial como en lo docente, llegando a ser Profesor Titular  y Jefe de Servicio en 1959, ambos cargos ganados por concurso, los cuales ejerció hasta su jubilación voluntaria en 1981, vale decir durante 22 años. 


Su personalidad multifacética y emprendedora lo llevó a participar en diversas actividades relacionadas con la profesión, siendo entre otros, Socio Fundador de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología en 1935, de la cual llegaría a ser su Presidente en 1958.


Durante 14 años se desempeñó como asesor gíneco-obstétrico de la Superintendencia de Seguridad Social en representación del Colegio Médico de Chile, años en los cuales recorrió todo el país viendo en terreno las fortalezas y debilidades de la atención médica nacional.


Estas enriquecedoras vivencias fueron la base de lo que serían las grandes obras del Dr. Tisné, reconocidas tanto nacional como internacionalmente. Prueba de ello es que en 1964 es nombrado relator principal del tema “Protección Materno Neonatal en los países en desarrollo” en el 4º Congreso Mundial de la Especialidad, realizado en Buenos Aires, Argentina.


De igual manera su producción científica fue de excelencia. Presentó más de cien trabajos de investigación en calidad de autor, siendo el primero de ellos en 1938 titulado “Consideraciones sobre la septicemia puerperal por bacilo perfringens”, tema en el cual se transformaría en experto con el correr de los años con publicaciones que aún son citadas en la literatura mundial. Sus estudios fisiopatológicos en relación  a la función tiroidea durante el embarazo normal y molar, en conjunto con la Unidad de Endocrinología del Hospital del Salvador, también constituyeron estudios pioneros en la especialidad, que aún tienen plena vigencia y que figuran como referencias bibliográficas en textos de medicina interna.

 

Desde que le correspondió ejercer la Jefatura de Servicio, comenzó a desarrollar sus ideas en relación a la atención integral de las pacientes obstétricas. Es así como conciente que muchos de los resultados adversos ocurrían por razones de distancia entre la medicina y las beneficiarias, creó 11 consultorios periféricos en el sector oriente de Santiago, donde instaló matronas y luego médicos del Servicio con el fin de entregar asistencia gíneco-obstétrica descentralizada. Con ello logró disminuir las tasas de morbilidad materna y perinatal durante su gestión.


Gran defensor de la actividad profesional de las matronas, convencido que estas profesionales eran y son un pilar fundamental de la atención de la madre y su hijo, fundó con la anuencia del Servicio Nacional de Salud, la Escuela de Obstetricia en la Maternidad del Hospital del Salvador, cuya primera promoción de graduadas fue en 1969 y en la cual se formaron varias generaciones de matronas bajo su dirección y espíritu positivo.


Su gran obra de extensión de la atención médica y de matronas hacia la periferia del sector oriente de la capital y el ordenamiento en la asistencia por él organizado y dirigido, llegó a conocimiento de instituciones privadas y gubernamentales de Estados Unidos quienes le solicitaron y apoyaron la fundación de un Centro Docente de Planificación Familiar Integral, el que inició sus funciones en 1975, manteniéndose en actividad hasta la jubilación del Dr. Tisné en 1981. Médicos, matronas y enfermeras universitarias de los distintos países de Sudamérica y América Central, fueron formados en dicho Centro, conociendo la experiencia chilena de organización de la atención gíneco-obstétrica, que no era otra cosa que sus ideas llevadas a la práctica en el sector oriente.


Debido a su larga, meritoria y ejemplarizadora carrera profesional, el profesor Tisné fue objeto de múltiples reconocimientos, tanto académicos como gubernamentales siendo los más relevantes sus designaciones de Secretario General y luego Presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, en varias ocasiones premios de la misma Sociedad por sus trabajos de investigación, Maestro de la Obstetricia y Ginecología Chilena en 1984, Maestro de la Gíneco-Obstetricia Latinoamericana el mismo año, Condecoración Orden de la Cruz del Sur, en el Grado de Gran Cruz en 1989 en reconocimiento del Gobierno de Chile a su labor, Miembro Honorario de la Academia de Medicina de Chile, Profesor Emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile en 1993, y Maestro de la Gíneco-Obstetricia Mundial, galardón entregado durante el Congreso Mundial de la especialidad en Montreal, Canadá, en 1994, un año antes de su fallecimiento.


Gran polemista y de extraordinaria rapidez mental, siempre encontraba los argumentos precisos para defender su posición, expresándose con erudición y conocimiento cabal de todo lo que pasaba en la obstetricia nacional, lo que hacía imposible oponerse a sus argumentos. Por otra parte era capaz de entremezclar con gran habilidad lo serio con lo jocoso, lo que hacía muy difícil ser su oponente en cualquier intercambio de ideas.


Gran impulsador del desarrollo profesional de los médicos de generaciones más jóvenes. Se preocupaba personalmente que quienes trabajaban en su Servicio, pensaran en trabajos de investigación e ingresaran como socios a la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología. Tenía una sutil manera de presionar para lograr dicho fin en la medida que en cada encuentro, en la sala o en los pasillos, les recordaba que aún estaba esperando una respuesta o informe preliminar del trabajo de ingreso o de la tarea encomendada con relación a la investigación clínica.


Visitaba su Servicio a mediodía, cuando según él, había más tiempo para conversar una vez terminada la labor asistencial de rutina. Recorría las salas y saludaba a los funcionarios, interiorizándose de la problemática familiar de cada uno de ellos y de su situación personal, tomándolas en consideración para cuando tenía que asumir su labor administrativa. Los fines de semana visitaba la Maternidad a cualquier hora y preguntaba acerca de la marcha de la Residencia, compartiendo gratos momentos con los médicos de turno, dando las indicaciones que estimaba pertinentes muchas veces con lenguaje subliminal que era necesario interpretar para sacar las conclusiones.


Coincidente con la idea de descentralización de la atención obstétrica, siempre soñó con una Maternidad separada del hospital base y que se transformara en un Instituto de la Mujer. Con el correr de los años, en gran medida esta idea se materializó con la fundación del Hospital Dr. Luis Tisné Brousse, en la comuna de Peñalolén, fundamentalmente gíneco-obstétrico y que con justicia lleva su nombre. Nada más acorde a los méritos de una persona que vivió para la Obstetricia nacional y que marcó un camino señero en la atención de la madre y su hijo, legando sabias enseñanzas para las generaciones futuras, con una nutrida producción científica, formando especialistas con sentido social de la profesión, dando ejemplo de cómo se debe manejar un Servicio, aportando el aspecto humano al desarrollo de la especialidad e iluminando el horizonte de la Obstetricia y Ginecología con la claridad y visión propia que solo le corresponde a los verdaderos Maestros.

 

Nuestro querido Maestro está presente en el diario quehacer de sus discípulos y su figura y ejemplo de trabajo en beneficio de la salud de la Mujer, continúan siendo pilar fundamental del Servicio de Obstetricia y Ginecología. Sus férreos principios, su capacidad organizativa y su trascendencia iluminan nuestro camino.

 

 

 ......................................................................................................................

  

Referencias
 
CONSIDERACIONES SOBRE LA SEPTICEMIA PUERPERAL POR BACILO PERFRINGENS.
 Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1938: 25 – 71.
 
NEUMECTOMIA POR TUBERCULOSIS PULMONAR Y EMBARAZO.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1953; 18 (9): 247 – 51.
 
VALVULOTOMÍA EN ESTRECHEZ MITRAL DURANTE EL EMBARAZO.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1955; 20 (5): 125 – 30.
 
CONTRIBUCIÓN AL ESTUDIO SOBRE MIOMA Y ESTADO GRÁVIDO PUERPERAL.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1955; 20 (6-7): 178 – 91.
 
ESTUDIO DE LA FUNCIÓN TIROIDEA DURANTE EL ESTADO GRÁVIDO-PUERPERAL CON EL YODO RADIOACTIVO.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1955; 20 (8-9): 246 – 51.
 
LA INDUCCIÓN DEL PARTO EN EL EMBARAZO PROLONGADO.
Sexto Congreso Chileno de Obstetricia y Ginecología. Octubre de 1955.
 
LA OCITOCINA SINTÉTICA POR VÍA ENDOVENOSA EN OBSTETRICIA.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1956; 21: 291 – 94.
 
RESULTADOS DE LA TERAPÉUTICA DEL DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE LA PLACENTA NORMO INSERTA.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1959; 24: 251 – 6.
 
NECROSIS HIPOFISIARIA POST PARTO.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1959; 24: 272 – 8.
 
MEMORIA DEL PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD CHILENA DE OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA.
Bol Soc Chil Obstet Ginecol. 1960; 25: 1 – 7.
 
FLUCTUACIONES DE LA FIBROGENEMIA EN RELACIÓN CON LAS HEMORRAGIAS DEL ALUMBRAMIENTO ESPONTÁNEO Y DIRIGIDO CON OCITÓCICOS POR VÍA ENDOVENOSA.
Rev Chil Obstet Ginecol 1963; 28 (5-6): 328 – 47.
 
 
ATENCIÓN OBSTÉTRICA RURAL EN CHILE.
Jornadas de Obstetricia y Ginecología. Temuco 1965. Previsión Social N. 93, 1966.
 
ALGUNOS ASPECTOS DE LA MORTALIDAD MATERNA EN SANTIAGO.
Rev Chil Obstet Ginecol 1966; 31 (6): 358 – 65.
 
150 CASOS DE INFECCIÓN URINARIA EN LA MATERNIDAD DEL SALVADOR 1965 – 1966.
XII Congreso Chileno Obstetricia y Ginecología. Concepción 1967: 251 – 53.
 
SEPTICOTOXEMIA POR BACILO PERFRINGENS.
Rev Chil Obstet Ginecol 1971; 36: (1): 53 – 61. 
 
EXTENSIÓN DEL PROGRAMA DE ATENCIÓN INTEGRAL DE LA MUJER EN EL ÁREA ORIENTE DE SANTIAGO Y DESCENSO DE LA MORBIMORTALIDAD MATERNA Y PERINATAL. RELACIÓN CON ALGUNOS INDICADORES SOCIOECONÓMICOS DE CHILE. (1975)
Rev Chil Obstet Ginecol 1975; 40 (5): 246 – 77.
 
PROFESOR DR. LUIS TISNÉ BROUSSE. MAESTRO DE LA OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA CHILENA.
Rev Chil Obstet Ginecol 1983; 48 (4): 288 – 92.
 
LA INSUFICIENTE ATENCIÓN MATERNA, ÍNDICE SOCIOECONÓMICO.
Rev Chil Obstet Ginecol 1984; 49 (4): 284 – 90.
 
DR. LUIS TISNÉ BROUSSE, PROFESOR EMÉRITO.
Ceremonia realizada el 14 de diciembre de 1992, en el Salón de Honor de la Universidad de Chile.
 
PRESENCIA DE LA MATRONA EN LA SALUD DE CHILE.
Rev Med Chil 1994 Nov; 122 (11): 1318 – 26.
 
RECONOCIMIENTO A NIVEL MUNDIAL AL PROFESOR DR. LUIS TISNÉ BROUSSE.
Rev Chil Obstet Ginecol 1994; 59 (6): 494 – 98.
 
PROFESOR DR. LUIS TISNÉ BROUSSE (1909-1995)
Rev Obstet Ginecol Hosp Dr. Luis Tisné Brousse 2006; 1 (1): 9 – 11.